Muelle de los granos y de las hierbas

Desde uno de los lugares más visitados de Gante, podrá disfrutar de las tranquilas aguas del río Lis y de la historia de Gante a través de los siglos contada silenciosamente por las fachadas de las casas de este puerto medieval

La primera vista de este bello lugar en Gante suele ser desde el puente de San Miguel. Desde ahí, si miramos hacia el frente, vamos a poder tener una preciosa perspectiva de las dos orillas de este puerto medieval: a la derecha el muelle de las hierbas o Graslei en neerlandés, mucho mejor conservado, y a la izquierda el muelle de los granos o Korenlei. Si desde el puente miramos hacia la derecha, entenderemos por qué a Gante se la llama la ciudad de las 3 torres, pues veremos alineadas la Iglesia de San Nicolás, el campanario y la catedral de San Bavón. Y por último si miramos a nuestra espalda veremos como el río Lis continúa su curso por detrás de la iglesia de San Miguel.

HISTORIA

Los orígenes de Gante como ciudad se remontan a finales del siglo IX, cuando alrededor de dos abadías constituidas un siglo antes en la confluencia de los ríos Lis y Escalda, la de San Bavón y la de San Pedro, comienzan a formarse núcleos poblacionales. Ya desde sus inicios, Gante está ligada a la actividad portuaria, pues el primer puerto nace cerca de ellas, en aguas del Escalda. Hacia el año 1100 se excava el canal que une el Lis con el Escalda y en el siglo XIII, cuando Gante está en su pleno apogeo, el puerto principal de la ciudad se traslada al río Lys, a los muelles de los granos y las hierbas. A pesar de eso, ya desde el siglo XI, la actividad comercial en estos muelles era importante. Este puerto fue denominado “Tussen Bruggen”, que signfiica, “entre puentes, pues estaba delimitado en ambos extremos pos dos puentes. La explicación de por qué estos muelles tuvieron tanto valor para la ciudad la encontramos en dos privilegios que poseía Gante en la Edad Media, privilegios que permitieron a la ciudad ser una de las más importantes en la Europa Medieval.

En primer lugar, Gante había obtenido un privilegio por el cual, todo barco que entrase en la ciudad con un cargamento de granos (cereales), debía dejar como impuesto un cuarto de su carga en la ciudad. La plaza del Korenmarkt (que traducido significa literalmente “mercado de los granos o del cereal”) era el lugar donde se comerciaba con dicho producto, y cabe destacar que los panaderos y cerveceros tenían derecho preferencial de compra. El grano que estos no compraban, se ponía a la venta para el resto de habitantes. Este privilegio fue de vital importancia, pues Gante se aseguraba la posesión permanente de provisiones y puestos de trabajo seguros, para cubrir todos los pasos relacionados con este producto: carga, descarga, medición, compra… Este privilegio no fue abolido hasta 1734, aunque desde el siglo XV ya había perdido mucho rigor.

El segundo de estos privilegios era el llamado “lastbreken”, que consistía en que todo marinero o navegante que no tuviera un permiso especial (los navegantes libres), tenía la obligación de traspasar su carga desde su barco a otro barco que estuviera en posesión de ese permiso, el cual se encargaba de llevar la carga a su destino, pagando por supuesto este servicio. Este privilegio constituía una gran fuente de ingresos para Gante. Este privilegio era envidiado por todas las ciudades flamencas, pero no fue abolido hasta el siglo XVII.

CASAS DEL MUELLE DE LAS HIERBAS

Esta orilla del puerto es la que posee los edificios mejor conservados, y para tener una mejor vista y poder apreciar su belleza, la mejor manera de verla es situarnos justo en frente, en el Korenlei. Hay varias casas que merecen nuestra atención:

  • Casa gremial de los navegantes libres, nº14 (Gildehuis der VrijeSchippers): Esta casa fue construida en 1530 en estilo gótico brabanzón, con algunas características. En el tímpano de la puerta principal podemos observar una carabela esculpida, y por encima de la tercera fila de ventanas se pueden ver marineros levando anclas.
  • Segunda casa de los medidores de grano, nº12 (TweedeKorenmetershuis): originalmente esta casa pertenecía al gemio de los trabajadores que cargaban y descargaban los barcos, llamados “pijnders”. En el siglo XVI, la casa fue adquirida por el gremio de los medidores de granos que ya poseían su casa gremial en el número 9 del mismo muelle, y se sustituyó la fachada de madera por la actual fachada barroca. Este gremio se encargaba de que el comercio con el cereal fuera justo, estableciendo cantidades y medidas estandarizadas de ese producto. La casa fue restaurada fielmente en el siglo XX.
  • Casa del impuesto, Nº11 (Tolhuisje): Esta pequeña casita era la casa aduanera, el lugar donde debía ir a registrarse el pago del impuesto que debían dejar todo barco con cereal que pasara por Gante.
  • Almacén del grano, Nº 10 (Spijker): Es la casa más antigua de este muelle, data del siglo XIII. Está realizada en piedra de tournai y tiene un frontón escalonado característico. Además usted se dará cuenta de que dicha casa está inclinada hacia adelante. Esta curiosa característica no es debido al paso del tiempo, tiene una explicación. Fue construida con esa inclinación para que fuera mucho más fácil izar y bajar los sacos de granos y facilitar también su almacenaje y descarga. El interior fue enteramente renovado en 1902.
  • Primera casa de los medidores de grano, Nº9 (EersteKorenmetershuis): La sede de este gremio estuvo en esta casa desde 1430 hasta 1540, cuando adquirieron la casa situada en el nº12. Fue restaurada en 1913 con la ocasión de la exposición universal de Gante.
  • Casa del ángel, Nº8 (Den Inghel): La fachada de esta casa se realizó en 1912 como copia de la casa gremial de los albañiles situada en la calle Cataloniëstraat, la cual estuvo perdida oculta tras otra fachada hasta el año 1976. Gante, queriendo rememorar esa casa, realizó esta copia antes de que apareciera la original. El interior de la casa es un edificio medieval. Encima de las ventanas del seundo piso podemos ver el escudo de armas de los cerveceros, para recordar que esta casa fue la sede gremial de esta corporación del siglo XV al XVII.

CASAS DEL MUELLE DE LOS GRANOS

Este muelle no conserva las casas originales o con aspecto medieval, como ocurre con el Graslei, ya que la mayoría fueron renovadas en el siglo XVIII y XIX, pero también hay algunas edificaciones que cabe destacar:

  • Casa de los navegantes no libres, Nº7 (Gildehuis der OnvrijeSchippers): Esta casa no se construye hasta el siglo XVIII, porque el privilegio de los navegantes libres tardó mucho tiempo en derogarse. La fachada muestra una mezcla de estilos: rococó, barroco y clasicista.
  • Actual hotel Marriot Nº9: Este edificio luce en la fachada dos medallones que presentan dos cisnes dándose la espalda. Usualmente, los cisnes enfrentados y unidos por el pico simbolizan amor, sin embargo, en la posición contraria, simboliza que en esa casa no había amor, sólo relaciones sexuales. Se trataba de un burdel.

Hoy en día este antiguo puerto es el punto de encuentro tanto de turistas como de habitantes de gante. Podemos ver a la gente reunida en las terrazas de los restaurantes y bares, saboreando una cerveza, un plato típico o simplemente senados a las orillas del Lis. En todo caso, este lugar es uno de los lugares con más encanto y más historia de Gante que atrae y enamora.

UBICACIÓN

 Graslei, 9000 Gante, Bélgica.

CÓMO LLEGAR

Si usted sigue la ruta propuesta por nosotros a través de los monumentos de Gante y quiere llegar al muelle del grano y de las hierbas, deberá atravesar la plaza llamada Korenmakt dejando la iglesia de San Nicolás al fondo. Si usted cruza la plaza, podrá elegir a qué lado quiere dirigirse. Si quiere llegar al Graslei, deberá tomar una callecita llamada Pakhuisstraat situada entre el puente de San Miguel y la antigua oficina de correos. Si sigue la callecita se encontrará justo enfrente del río Lis, y si gira a la derecha estará usted caminando por el precioso Graslei. Si por el contrario quiere llegar a la orilla del Korenlei, deberá seguir por el puente de San Miguel y situarse encima del río Lis. A mitad del puente, pasada la estatua del arcángel San Miguel, hay unas escaleras que lo llevarán justo al comienzo del Korenlei.

Si usted viene desde la estación de tren, llegará a través de la línea de tranvía 1, parándose en la parada llamada Korenmarkt. Desde ahí, termine de caminar la calle en la que está, Sint-Niklaasstraat y encontrará una iglesia a mano izquierda y una plaza a mano derecha. Gire a la izquierda y continúe por la calle llamada Cataloniëstraat y se encontrará usted en la Korenmarkt. Desde ahí podrá seguir los mismos pasos que indicamos en el párrafo anterior.

LUGARES CERCANOS

  • Groentenmarkt (200m).
  • Mercado de la carne (160m).
  • Castillo de los condes de Flandes (300m).
  • Korenmarkt (190m).
  • Iglesia de San Nicolás (200m).
  • Iglesia de San Miguel (200m).