El Campanario de Gante

Desde lo alto de la torre de 91 metros de alto, el legendario “Dragón de Gante” vela por los ganteses y vigila con celo y ferozmente los privilegios de la ciudad.

El campanario de Gante, declarado Patrimonio Mundial de la Unesco en 1999, es uno de los más importantes del país. Además, para Gante es un símbolo fundamental, puesto que forma parte de las tres torres alineadas que representan y por las que se conoce a la ciudad flamenca: la catedral de San Bavón, la Iglesia de San Nicolás, y en medio de estas dos, el majestuoso campanario (o Belfort en neerlandés). Es un edificio gótico realizado en piedra caliza de Tournai.

ORÍGEN DEL CAMPANARIO DE GANTE

El origen de este campanario tiene mucho en común con la historia de cualquier otro campanario en Bélgica o en Francia: es un edificio que nace como símbolo de orgullo de la independencia de la ciudad, como emblema de la importancia y la riqueza en la Edad Media que poseía la villa.

En el caso del de Gante,se empieza a construir hacia 1314 como consecuencia del empoderamiento que las corporaciones y los gremios obtienen por esa época. En esa primera parte del siglo XIV, Flandes era una provincia del reino de Francia, en donde los impuestos no dejaban de aumentar de mano de Felipe IV. Esto provoca una revuelta en 1302 que se salda con la victoria y por tanto la independencia de los flamencos. Es a partir de ahí que los gremios y corporaciones comienzan a tomar importancia en la administración de las ciudades, como es el caso de Gante. Para simbolizar ese poder administrativo y para hacer gala de los privilegios de los que gozaba Gante, se comienza con la obra de este edificio.

De 1314 a 1327 se construyen 4 niveles del edificio (de los 6 que había proyectados) y no es hasta 1377 que es coronado con una aguja de madera y con el famoso Dragón de Gante, colocado en la cima de la misma, convirtiéndose en el guardián de los derechos de la población y los privilegios de la ciudad guardados en la torre. La aguja neógotica que vemos hoy en día no fue añadida hasta 1851. En todo caso, el edificio que se nos presenta ante nuestros ojos está, por supuesto, restaurado en dos ocasiones: la primera para la exposición universal de 1913 celebrada en Gante, y la segunda entre 1967 y 1980.

FUNCIONALIDAD DEL CAMPANARIO

Como ya hemos explicado, el campanario era el lugar donde se guardaban los documentos de los privilegios de la ciudad y de los derechos de los ciudadanos. Se guardaban en un sótano, en una sala llamada Secreet, “el secreto”. Esta sala contaba con dos puertas, cada una con tres cerraduras y cuyas llaves estaban en posesión de diferentes gremios. Pero también el campanario era utilizado como torre de vigilancia. Hasta 1840 había siempre cinco guardias en la torre que eran capaz de advertir a la población, haciendo sonar las campanas, de cualquier peligro que reinara en la ciudad (una invasión, un incendio…). Cabe destacar que Gante poseía privilegios desde 1180, y hasta que se construyó este edificio, se utilizaba la torre de la iglesia de San Nicolás (situada justo al lado del campanario) como torre de vigilancia y lugar de custodia de los privilegios ganteses.

EL DRAGÓN DE GANTE

La aguja del campanario está coronado por una figura de un dragón hecha de bronce con las alas extendidas. Tiene una altura de 3.55 metros y un peso de 400 kilogramos. El que vemos data solamente de 1980, pero antes de este, han pasado por ese lugar otros dos más, el primero en 1377. El dragón es símbolo de la libertad, perdida muchas veces pero siempre recuperada. Por eso es el guardián de los privilegios que atestiguaban la independencia y libertad de Gante. Esta figura draconiana siempre ha sido muy popular, haciéndole incluso participar en las grandes festividades de la villa, haciéndole escupir fuego. Esto se hizo por primera vez el 17 de marzo de 1500, con motivo del bautizo de Carlos V. A partir de 1595, esto ocurría regularmente en las grandes ocasiones festivas. La última vez que el dragón escupió fuego fue en 1819 durante la visita del Príncipe de Orange. Se pueden ver los dos dragones anteriores, deteriorados por el uso del fuego, en el interior del campanario.

EL CARRILLÓN

En el tercer piso del campanario, se encuentra un carillón compuesto de 44 campanas, además de 3 campanas tenor del siglo XVII. El campanario albergaba la campana llamada Roland, orgullo de la ciudad de Gante. En 1540, Carlos V castigó a la ciudad de Gante, su ciudad natal, porque esta se negaba a pagar los impuestos que se le requería para financiar una campaña bélica contra Francisco I, enemigo del Emperador Carlos y rey de Francia. Uno de los múltiples castigos que el rey infligió a su ciudad, fue el de bajar la campana Roland del campanario y retirarle los privilegios a la ciudad, degradando a Gante a ser una ciudad de segunda categoría. En 1659, dicha campana fue fundida y se obtuvieron varias campanas para el carrillón. La más grande de ellas se la llamó, “La Triunfante”. En 1914, se electrificó el carrillón y la Triunfante se agrietó. Fue bajada de la torre para restaurarla, pero se decidió dejarla a la vista del público, en la plaza Emile Braunplein, en frente del campanario.

LA LAKENHALLE

La Lakenhalle es lo que en español podríamos llamar la lonja del paño, es decir, el lugar en el que los tejedores ofrecían su género para que fuera verificado y vendido. Comenzó a construirse en 1425 adosada al campanario, pero en el siglo XV la industria textil ya estaba en decadencia, por lo que sólo pudieron terminarse los primeros siete arcos.Es un edificio de estilo gótico con contrafuertes y buhardillas. La Lakenhalle no fue terminada hasta 1900, año en el que se añadieron cuatro arcos más. En 1613, en este edificio se creó el gremio de protección caballeresco de San Miguel, que aún hoy en día utiliza espacios y salas de este edificio.

La Lakenhalle se convirtió en 1742 en una cárcel, y se le adosó otro edificio, esta vez en estilo rococó, que sirvió como casa del carcelero. En la parte superior de dicho edificio vemos un relieve que cuenta la leyenda romana de Cimón, condenado a morir de hambre encerrado en prisión. Su hija conseguía entrar cada noche a su celda y lo amamantaba, por lo que Cimón no murió y fue liberado. En dicho relieve podemos ver a Cimón mamando del pecho de su hija, por eso se llama a ese edificio el Mammelokker, que se traduce como “el que mama”.

UBICACIÓN

 Sint-Baafsplein, 9000 Gante, Bélgica.

CÓMO LLEGAR

Si se quiere llegar al campanario, lo más probable es que se haga por dos caminos concretos. En primer lugar, si usted sigue la ruta propuesta por nosotros a través de los monumentos de Gante, habrá llegado a la catedral desde la calle LimburgStraat. Justo delante de la catedral se encuentra una plaza llamada Sint-Baafsplein. Si se sitúa en esta plaza con la catedral a su espalda, verá la torre del campanario justo delante de usted.

Por el contrario, si usted viene desde la estación de tren, llegará a través de la línea de tranvía 1, parándose en la parada llamada Korenmarkt. Desde ahí, termine de caminar la calle en la que está, Sint-Niklaasstraat y encontrará una iglesia a mano izquierda y una plaza a mano derecha. Gire a la derecha, dejando la plaza Emile Braunplein a la izquierda y verá aparecer la torre del campanario.

HORARIOS Y PRECIOS DEL CAMAPANARIO DE GANTE

El campanario de Gante está abierto cada día de 10:00h a 18:00h excepto los días 25/12 y 01/01 que permanece cerrado. La última entrada es a las 17:30h.

El precio de la entrada es:

  • Adultos: 8€
  • Mayores de 65 y grupos (+15 personas): 6€
  • Jóvenes de 19 a 25 años: 2,70€
  • Tarjeta de museos y menores de 19: gratuito

Cada día a las 15:30 se realiza una visita guiada en inglés y holandés al interior del campanario. Su precio es de 3€ por persona.

LUGARES CERCANOS

  • Iglesia de San Nicolás (140m).
  • Catedral de Gante (95m).
  • Ayuntamiento (81m).
  • Korenmarkt (250m).
  • Muelle de las hierbas (350m).