Palacio de Laeken

En el norte de Bruselas se sitúa un gran palacio, residencia oficial de los soberanos belgas, situado en las proximidades del Atomium.

CONTRUCIÓN DEL PALACIO REAL DE LAEKEN 

La construcción del Palacio Real de Laeken se remonta a finales del siglo XVIII, época en que este territorio pertenecía a los Países Bajos Austríacos, y ha sido desde la independencia de Bélgica, en 1830, lugar de residencia de la monarquía belga. Este palacio estilo Louis XVI se sitúa en el actual barrio bruselense de Laeken, que hasta principios del siglo XX había sido una localidad independiente situada al norte de Bruselas, hoy en día es el domicilio oficial del rey Philippe, su esposa la reina Mathilde y sus cuatro hijos.

BAJO EL DOMINIO DE NAPOLEÓN Y LA ETAPA HOLANDESA

El Palacio de Laeken fue construido entre 1782 y 1784 por encargo de los soberanos de los Países Bajos Austríacos, la archiduquesa María Cristina de Austria y el duque Alberto de Sajonia-Teschen, al arquitecto Charles Wailly. Cuando estos territorios pasaron a manos francesas en 1794, el palacio caerá en el abandono y será vendido a especuladores para reutilizar sus materiales, si bien será adquirido en 1804 por Napoleón Bonaparte que lo restaurará con la intención de ofrecérselo a su primera esposa Josefina. Durante el periodo de dominación holandesa que precede al nacimiento de Bélgica, el Palacio de Laeken pasará a ser la segunda residencia del gobernante Guillermo de Orange.

EL PALACIO PROPIEDAD DE BÉLGICA

Un año después de la independencia belga, en 1831, el palacio se convertirá en la residencia de los reyes de Bélgica, con Leopoldo I como primer residente. Sin embargo, en la recepción de año nuevo el 1 de enero de 1890 el palacio fue víctima de un terrible incendio que devastó sus dependencias. Su descendiente, Leopoldo II, contará con varios arquitectos para restaurar y ampliar de manera monumental este conjunto arquitectónico a principios del siglo XX.

Curiosamente, avanzando en el devenir histórico de este edificio, el Palacio de Laekenha alojado bajo su techo al mismo tiempo a un soberano antiguo, Leopoldo III, y a un soberano nuevo, el hijo en el que había abdicado, el rey Balduino,  hasta que finalmente éste contrajo matrimonio con la reina Fabiola en 1960.

Posteriormente, el rey Alberto II decidiría conservar el domicilio que ocupaba antes de su coronación y la muerte de su hermano Balduino, el Palacio de Belvédère, frente del Palacio de Laeken, como su residencia oficial. Por su parte, el que entonces era el príncipe Philippe residiría en Laeken desde su matrimonio con Mathilde en 1999.

De esta forma, con el nombramiento del rey Philippe y la reina Mathilde como soberanos de Bélgica en julio de 2013 y sin que el Palacio de Laeken cambie de residentes, este emblemático edificio vuelve a retomar su plena dimensión real como residencia oficial de los soberanos belgas. 

LOS INVERNADEROS REALES 

Invernaderos reales Palacio de LaekenEn 1873 el arquitecto Alphonse Balat diseña por orden del rey Leopoldo II un complejo de invernaderos que completara el Palacio de Laeken, realizado en estilo clásico sobre monumentales estructuras de hierro y cristal. Pabellones monumentales, impresionantes cúpulas y largas galerías a modo de calles cubiertas hacen de estos invernaderos la máxima expresión del desarrollo de las nuevas técnicas arquitectónicas que comenzaban a aparecer en el siglo XIX.

La actual colección de plantas de los Reales Invernaderos de Laeken (Serres Royales) contiene desde ejemplares pertenecientes a la época de Leopoldo II hasta raros especímenes de plantas exóticas de gran valor. Hace más de un siglo que la tradición  de abrir los invernaderos al público cada primavera se sigue conservando, y estos enormes jardines acristalados de Laeken están accesibles  para todos sus visitantes alrededor de tres semanas.

DATOS DE INTERÉS

El Palacio Real de Bruselas (Palais Royal) situado en el corazón de la ciudad europea es el palacio oficial o edificio representativo de la monarquía belga, donde el rey cumple sus funciones como jefe de Estado; ya que hay que tener en cuenta que el Palacio de Laeken sería esencialmente su residencia.

Otros monumentos destacados que se pueden visitar en las proximidades del Palacio de Laeken son la Iglesia neogótica de Nuestra Señora de Laeken, el Atomium y Mini-Europe.

 

  UBICACIÓN

Avenue du Parc Royal

  COMO LLEGAR AL PALACIO LAEKEN

  • Metro: Línea 6, parada Stuyvenbergh

  LUGARES CERCANOS AL PALACIO LAEKEN

  • Atomium