Mercado de las Pulgas

Una de las partes más maravillosas de la ciudad de Bruselas es esa parte de la ciudad que hace muchos años ya, reclamaron para si los bruselenses. La que puede ser que sea más desconocida para el resto del mundo pero es sin lugar a dudas la más auténtica. En Buendia Tours nos encanta andar Bruselas, recorrer las calles que se alejan de los grandes anuncios y se meten en los grandes rincones. Nos gusta buscar trozos de la Bruselas escrita con las historias de las gentes que vivieron, rieron, lucharon y lloraron, nos gusta encontrar los pedazos de si que, a pesar de los años pasados, fueron dejando los días cotidianos de otras generaciones. Cuando podemos recuperar uno de esos trozos, cuando podemos recorrer caminos que nos dejaron al frente pasos anteriores, creemos que traemos de nuevo a la vida el bullicio de otras épocas, los miedos, los logros, podemos recordar los triunfos para mantenerlos y de la misma manera recordamos las derrotas para no volver a repetirlas. Por eso esta Bruselas está llena de vida, porque no sólo dejamos la nuestra sino que tomamos prestadas las anteriores y así la Bruselas más escondida termina siendo la Bruselas más recordada. El Mercado de las Pulgas es uno de estos rincones, es una de las paradas en busca de la Bruselas que, solo por un paseo, nos prestan sus habitantes.

Escenario de la sabiduría popular, punto de encuentro o espacio para el intercambio”, esto es una de las definiciones que cabría para un mercado. El Mercado de las Pulgas está en la Place du Jeu Balle, y la Place du Jeu Balle es el corazón de Les Marolles. Esto que os acabamos de contar es cierto, creernos, pero quizá debería ir al final de algo más y no al principio de ese algo más. Empecemos entonces por el orden lógico: Barrio Les Marolles, Place du Jeu Balle y Mercado de las Pulgas.

LES MAROLLES

Les Marolles

El ambiente más típico de Bruselas se encuentra en el barrio Les Marolles, al sur de la ciudad. Es tan típico el lugar que aquí se habla el verdadero “bruseles” un lenguaje que mezcla palabras en neerlandés, francés y español, algo que sólo un autentico bruselense puede entender y que tiene palabras tan curiosas que no tiene ningún sentid buscarles traducción porque tienen su propio significado y aquí, con eso, basta. En este barrio tan genuino encontraron su sitio Notre Dame de la Chapelle, la Puerta de Hal, el Museo Brueghel, el centro Público d'Aide Social.

Pero si algo caracteriza a este barrio y lo que su variedad y también su riqueza es la variedad cultural que aquí nos encontramos. Les Marolles ha sido siempre un barrio mestizo. Los talleres y las fábricas trajeron a vivir aquí a personas de diferentes partes del mundo que llegaron hasta aquí buscando mejores oportunidades de vida. Así aquí están representadas un sin fin de nacionalidades: franceses, italianos, portugueses, gentes del Congo...Esta diversidad que fue durante siglos su cruz acabó convirtiéndose en su orgullo. Tantas fueron las personas diferentes que aquí vivieron que el barrio acabó por desarrollar su propio lenguaje: el marollés. Les Marolles por tanto acunaron diferentes sociedades y diferentes culturas, haciendo que sus calles fueran el inicio de una rica vida asociativa y creando un sentido de comunidad que dejó capítulos importantes. Y andando por Les Marolles, llegamos a la Place du Jeu Balle...

LE PLACE DU JEU BALLE

Le Place du Jeu Balle

Aquí no sólo su ubica diariamente el mercadillo al que nos dirigimos. Aquí hay vida. Aquí hay historia.

En el año 1944 sus calles celebraron una fiesta de lo más peculiar, casi rozando lo siniestro, este año se celebró aquí la muerte de Hitler con un ataúd abierto y con un hombre disfrazado de führer en su interior. Años más tarde, corre ya 1969, las gentes que aquí vivían tuvieron que salir a luchar por el barrio, por su barrio. Y lucharon contra un Palacio de Justicia que crecía y amenazaba, un Palacio cuya ampliación ya lo había herido de gravedad. Ganaron sin embargo los vecinos. “Aquí yace el promotor y su fiel esposa la burocracia. Concesión perpetua”, y es que aquí en Les Marolles vivieron obreros y también lucharon los obreros.

Por cierto, aquí al lado están los baños municipales y todavía cumplen su función original, ya que aún las gentes pueden ducharse aquí si quieren.

¡Por cierto!, el nombre de la plaza, si tenéis curiosidad en saberlo, es debido a que en esta plaza se podía jugar al frontón.

MERCADO DE LAS PULGAS

Mercado de las Pulas, Bruselas

Los mercados en Bruselas, son Bruselas en sí misma. Es uno de los lados de este poliedro que la ciudad ofrece y es sin duda uno de los más genuinos. Y así comenzamos la andanza por el Mercado de las Pulgas, un mercado al que aún siguen conociendo como el “mercado antiguo de Bruselas”.

¿Por que se les llama mercado de las pulgas?. Las versiones son varias, mezcladas con diferentes temas, asociadas a lo inevitable del nombre. Dicen que un visitante en el mercado de París se extrañó al ver tanta gente allí reunida y dijo que eran como pulgas, se dice que desde entonces a estos mercados tan concurridos y variados se les llama así. Hay también quien dice que el nombre alude a la higiene que había en estos lugares...a la poca higiene se entiende.

Todos los días, sobre las 5 de la mañana los vendedores dan la bienvenida al día colocando sus mercancías en la plaza. El mercado es tan grande como la plaza así que quizá su dimensión no sea extensa, pero sin duda es vital, sabe que es uno de los corazones de esta Bruselas “antigua” y se toma esta responsabilidad muy en serio.. Aquí no sólo hay puestos, hay mantas en las que buscar e incluso cajas de cartones en las que rebuscar.

Turistas, habitantes y buscadores de gangas se dan cita en este lugar, todos en busca de ese objeto, en busca de esa antigüedad...en busca de ese tesoro.

¿Que objetos podemos encontrarnos en este lugar? Aquí la lista es interminable, no sabríamos ni por donde empezar la clasificación. Es, sin duda, variopinto, muy variopinto, mucho: grifos, objetos de plata, zapatos usados, muebles, teléfonos antiguos, camas de hierro forjado, portarretratos....hay también puestos de ropa usada, de ropa vintage, y quizá en el episodio textil, la estrella sean sus abrigos de pieles.

UBICACIÓN

Marollen, 1000 Bruselas. Bélgica.

HORARIOS DEL MERCADO DE PULGAS

El mercado se sitúa en esta plaza todos los días de 06.30 a 14.00 y los sábados y los domingos hasta las 15.00.