Bois De La Cambre

Respirar es una necesidad. Necesidad vital, sin duda. Pero respirar es también una necesidad de las ciudades que,lejos de dejarse vencer bajo el hormigón y el cemento, reclaman su derecho a sentirse libres y a salvo. Así, los espacios verdes de las ciudades funcionan y sirven como auténticos pulmones y conectan tanto a sus habitantes como a sus visitantes con espacios de relax y de ocio que poco o nada tienen que ver con los momentos pasados en sus calles, museos o monumentos. Uno de estos espacios en Bruselas es, “Bois de la Cambre”, Bosque de la Cambre o, si queréis su nombre en neerlandés Ter Kamerenbos.

ESTILO DEL PARQUE

Bois de la Cambre, es algo más que un parque, de hecho no es un núcleo aislado sino que es parte del famoso Bosque de Soiques. De este bosque dicen los belgas que “es donde renace la esperanza”. Este parque se crea en 1862 y es obra del arquitecto Edouard Keiling que para el diseño del parque se inspiró en los parques ingleses del siglo XVIII. Así que, si paseando por este espacio verde, tenéis la sensación de estar paseando más por caminos ingleses y belgas, la apreciación sería de lo más acertada y esta sería la razón.

La principal característica de este parque este bosque es su falta de simetría. No tiene orden, no el orden que cabría esperar en una zona natural y esto también es así por una razón fundada: de esta manera se ofrecen diferentes e interesantes puntos de vista.

QUE HACER EN EL PARQUE

Sus 124 hectáreas ofrecen y reúnen todas las opciones necesarias para un día o una tarde entretenida y amena. Lo primero que debéis tener en cuenta es que, sobre todo, cuando acompaña el clima y los días se hacen más largos, esto es en la primavera y el verano, este parque es punto de reunión y encuentro de los habitantes de la ciudad que se reúnen aquí para jornadas de pic-nic, competiciones deportivas y eventos variados. Los fines de semana suele estar especialmente concurrido. El otoño y aún el invierno, ofrecen la posibilidad de pasear y sumergirse en los colores propios de las estaciones,que, por ejemplo, los amantes de la fotografía disfrutarán captando. Momentos de relax, desconexión y calma que no pasarán desapercibidos.

Además de estas generalidades, el parque ofrece muchas más alternativas:

  • Tiene un centro de ocio con actividades de remo y equitación,
  • una pista de patinaje,
  • actividades en el lago de pesca,
  • atracciones para los más pequeños, como un tiovivo,
  • pueden alquilarse bicicletas para descubrir todos sus senderos.

NO OS PODÉIS PERDER

Bois de la Cambre es también punto de encuentro y de celebración de demostraciones deportivas, conciertos al aire libre y juegos infantiles. En este sentido:

Los veranos el parque acoge la Fiesta Latina. Este año se celebra la 15ª edición de este festival, con ritmos latinos, tradiciones y sabores típicos. El evento incluye conciertos, DJ's, fietas, terrazas y mercadillos...

También va sumando ediciones el llamado “Eat Brussel's Festival”, en concreto van por la cuarta. Lo que podremos encontrar los días de celebración de este festival es una muestra de la variedad de restaurantes de la ciudad.

ISLA ROBINSON

El bosque,al más puro estilo cuento pirata, tiene también una isla, de nombre evocadoramente aventurero que, como en todo cuento de pirata que se precie, tiene su propio tesoro, os hablamos de la Isla Robinson.

A esta isla se accede en barco, el viaje cuesta aproximadamente 1 euro, y sólo se paga la ida, pues a vuelta ya está incluida. El barco une las orillas de manera constante por lo que no suele ser necesario hacer cola para subir a uno.

Una vez aquí, podréis disfrutar de un magnífico restaurante, el Chalet Robinson, que os ofrecerá varias alternativas:

  • café-restaurante,
  • salón para té,
  • bar,
  • terraza e
  • invernadero

Si os decidís a comer aquí, de renombre son sus croquetas con gamba y el pollo de Bantogna (uno de los platos de la gastronomía belga). También en esta isla encontraréis platos más internacionales, como el sashimi de atún.

Un lugar en medio de un gran lago que acogerá sin problema los planes tanto de familias enteras como de gente joven (y no tanto) que deseen disfrutar de las tumbonas de la terraza.

¿DONDE ESTÁ BOIS DE LA CAMBRE?

Si lo queréis ubicar en el mapa, el bosque se localiza en el barrio de Ixelles, se encuentra entre las “chaussées de La – Hupe y de “Waterloo” y la avenida Franklin Roosevelt.

HORARIO

La isla, el chalet y los bares están abiertos de 12.00 a 23.00.

La cocina, mantendrá sus puertas y sus fogones abiertos, de lunes a sábados de 12.00 a 14.30 y de 19.00 a 23.00. Los domingos e horario será ininterrumpido de 12.00 a 22.00.