Conciertos y música en vivo en Bruselas

Bruselas es una ciudad que vive y respira la buena música. Es por eso que grandes artistas y pequeñas bandas de salas íntimas hacen parada obligada en ella. Grandes clásicos de la música como Bruce Springsteen, Madonna, Santana, Massive Attack, Muse o Beyonce eligen con bastante frecuencia los grandes recintos bruselenses para reunirse con sus fans belgas. De la misma manera, otros grupos más recientes o con acceso a un público más selecto hacen uso de las pequeñas salas de la capital europea como The Maccabbes, Foals, Caravan Palace, Animal Collectives o Nada Surf que buscan sin duda un ambiente más íntimo.

Los grandes conciertos suelen celebrarse en lugares capaces de albergar grandes aforos como:

  • Circo Real. Una gran sala de espectáculos levantada en el siglo XIX con capacidad para unos 5000 espectadores. Se diseñó con la forma un polígono de 20 lados, y cuyo escenario en origen era sumergible para representar espectáculos acuáticos.
  • Forest National, una sala muy relevante a lo largo del siglo XX con capacidad para 8.500 espectadores. Sus muros han visto pasar a grandes del rock como Red Hot Chili Peppers, Genesis o U2, así como clásicos como Bob Dylan, Queen o Prince.
  • Palais 12. Una modernísima sala situada en el Barrio de Heysel e inaugurada en 2013, con capacidad para 15.000 espectadores; es la sala del futuro en la capital bruselense, ávida de forjar su propia historia musical como el resto. Próximos conciertos prevén albergar grandes bandas como Muse, Hans Zimmer o Queen.
  • Estadio Rey Balduino. Un estadio con mucha tradición deportiva pero que sin duda también musical, gracias a los 50.000 espectadores que puede albergar.

Para los conciertos más íntimos Bruselas ofrece una serie de espacios con capacidad más moderada pero sin duda muy apropiados para esas bandas que buscan un ambiente indie y alternativo mucho más cercano a los musicoadictos.

  • La Ancienne Belgique. Sala mítica donde las haya, por aquí han pasado bandas fundamentales en la escena indie como pueden ser Kings Of Leon, The Hives, Calexico o algunos fundamentales como Iggy Pop, Oasis o The Cure. Es una suerte de recinto con varias salas. La sala Acienne Belgique con capacidad para 2000 personas. La sala ABBox, mismo espacio que el anterior pero en el que se añaden palcos laterales y una tribuna central reduciendo el aforo a 800 espectadores. Y por último el ABClub, con capacidad para 250 personas.
  • Le Botanique. Un coqueto complejo inaugurado a mediados de los 80 en las instalaciones de los invernaderos del antiguo jardín botánico construido a mediados del siglo XIX. Cuenta con tres salas distintas. La Rotonde es una sala con forma circular con capacidad para unas 250 personas por donde han pasado ilustres como Franz Ferdinand. L’Orangerie con capacidad para unas 700 personas por donde pasan normalmente indispensables como Oasis, Moby o Artic Monkeys. Y por último Le Witloof Bar, un lugar que recibe el nombre de Witloof que significa endivia en neerlandés, dado que en esta sala allá por finales del siglo XIX se implementó el cultivo de la endibia tan típica en Bélgica. Por esta sala con capacidad para 200 personas han pasado grupos como The Libertines.

Pero si lo que persigues musicalmente hablando es el Jazz o la música con alma a cargo de grandes músicos capaces de improvisar, también en este campo Bruselas tiene una gran cantidad de alternativas. Puedes encontrar una variada oferta en salas muy dispares con espectáculos casi cada día.

  • Jazz Station. Una sala que ofrece una experiencia única según explican los propios músicos. Y es que en esta antigua estación de tren construida a finales del XIX en una mezcla de estilos neobarroco y neorenacentista flamenco, se pueden sentir los trenes transitar por debajo del edificio mientras se rasgan cuerdas de guitarras y contrabajos y se saca el máximo partido a las secciones de viento.
  • L’Archiduc. Una verdadera joya art-deco que fue creado a finales de la década de los 30 para dar rienda suelta a las fogosas reuniones afterwork de corredores de bolsa y sus secretarias.
  • Sounds Jazz Club. Probablemente la sala más mítica en cuanto a jazz se refiere. Por aquí han pasado muchos de los grandes del género, y es donde vienen lo jóvenes a aprender los pequeños entresijos musicales. Ofrece jam sessions semanales.
  • Café Bizon. Un lugar para aquellos amantes del rock al más puro estilo americano. Un local de ambiente muy familiar que con su decoración vintage nos transporta a la América profunda. Allí podemos encontrar conciertos con bastante frecuencia, así como jam sessions de blues cada lunes por la tarde.

Buendía Tours | Visitas Guiadas en Alemania, Bélgica, Francia, Holanda e Italia.

Aviso legal y Protección de datos

Diseño de páginas web: www.rpimagen.com

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto