Los canales de Brujas

Los canales de Brujas forman parte de la personalidad de la ciudad, son uno de sus principales atractivos hasta el punto de que le den a la ciudad el sobrenombre de la “Venecia del Norte”. Navegar por ellos y descubrir los rincones más ocultos de Brujas es casi una tarea obligada para disfrutar de la esencia de la ciudad.

A la ciudad de Brujas, capital de la única provincia de Bélgica con conexión directa al Mar del Norte, la provincia de Flandes Occidental, también es conocida como la “Venecia del Norte”. Este apodo tiene su sentido ya que cuando escuchas hablar de Brujas una de las primeras imágenes que se nos vienen a la cabeza, muy probablemente, es la de una ciudad atravesada por numerosos canales.

Embarcadero del Hospital San JuanSeguramente también pensemos en una ciudad salpicada de torres y campanarios, puentes, museos… en cualquier caso, no estaremos equivocados, ya que por algo será que el centro histórico de Brujas fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000.

Y es que Brujas conserva intacto su centro histórico, en cuya construcción los canales desempeñaron un papel fundamental, ya que estos canales delatan la estrecha conexión que Brujas tenía con el comercio internacional durante la Edad Media, siendo los canales el cordón umbilical que conectaban a Brujas con el Mar del Norte, dada la ubicación de Brujas en el centro de Europa, convirtiéndola en una parada obligatoria para los navíos mercantes de la época y, en la actualidad, para los turistas.

NAVEGAR POR LOS CANALES

Puente de San Bonifacio Uno de los problemas de los turistas que visitan Brujas es hacer un paseo en barca o en un carro de caballos. Si bien las dos alternativas son una buena opción, lo cierto es que un viaje en barca supone una forma diferente de recorrer la ciudad, consiguiendo unas vistas que el turista que recorra la ciudad a pie o a caballo no podrá ver.

Plaza Jan Van Eyck Desde los canales se llega a rincones inaccesibles de Brujas, como patios privados de espesa vegetación, orillas ocupadas por cisnes que descansan frente a los objetivos de las cámaras que apuntan en su dirección, o puentes tan conocidos y con tanto encanto como el puente de San Bonifacio o la plaza de Jan van Eyck, o Jan van Eyckplein en flamenco.

Lago del AmorEn el Lago del Amor o Minnewater podremos disfrutar, tras pasar bajo al puente que en su día conectaba el beguinario con la ciudad de Brujas, de numerosos cisnes y patos que rodearán la barca como si intentasen captar nuestra atención y, sin lugar a dudas, lo conseguirán.

Canal Dijver Cuando se navega por el canal Dijver uno puede llegar a sentirse como el protagonista de algún festival, y es que al ser el canal principal del centro de la ciudad, a sus orillas se hallan edificios muy diversos, como una tienda de antigüedades en la que podremos ver en una de sus ventanas una estatua de Marilyn Monroe; en este mismo canal se encuentra la comisaría de Brujas, así como el Museo Arentshuis, dedicado al polifacético artista británico Frank Brangwyn, donde también se realizan exposiciones temporales de arte. A pocos metros de este museo encontramos el Museo Groeninge, el museo de bellas artes de Brujas, uno de los museos más importantes de Bélgica, en el que destaca la colección de obras de los “primitivos flamencos”, que comprenden desde la pintura gótica hasta la barroca.

El Colegio de Europa, en el que estudian los hijos de importantes diplomáticos y empresarios europeos también es destacable, junto a la Casa de España, antiguo palacio de un alcalde español de la ciudad, convertido actualmente en una enorme tienda de souvenirs y una cervecería en la que destaca el “muro de la cerveza”, donde se exponen las 1130 variedades de cerveza que el visitante puede pedir.

LOS CANALES A PIE

Los canales de Brujas también se pueden disfrutar a pie, paseando por sus muelles y disfrutando de su “mercado de las pulgas”, en el canal Dijver en el que se pueden encontrar auténticas reliquias, cruzando los numerosos puentes y disfrutando de las vistas que nos proporcionan sus aguas.

Pero una zona menos turística es la zona del gran canal que rodea el casco antiguo de Brujas. Si tomamos un mapa y vemos el plano de la ciudad, veremos que el centro histórico se expande por una amplia zona de forma oval, rodeado por un gran canal con tupida vegetación a sus orillas. Este canal en realidad indica el antiguo emplazamiento de las murallas de la ciudad, ya desaparecidas.

Se trata de amplias zonas verdes de parque poco frecuentadas, por cuyos canales no suelen navegar los pequeños cruceros, y nos proporcionarán unas fotografías diferentes a las que nos tiene acostumbrados Brujas; incluso al noreste del centro histórico, a orillas de este canal disfrutaremos de cuatro molinos de viento de madera, tan tradicionales en su día por esta región de Europa.

Conoce mucho más sobre la historia y curiosidades de los Canales de Brujas con nuestra visita guiada por Brujas.

UBICACIÓN

Canal Dijver, Brujas.

PRECIO Y HORARIO

El paseo en barca tiene un precio de unos 8€ por persona.

Los paseos en barca por los canales de Brujas se pueden realizar entre las 10 y las 18 hs. entre los meses de marzo y noviembre.

Los tickets se compran directamente en la taquilla de los distintos embarcaderos desde donde zarpan. Los encontraras en distintos puntos del centro histórico de Brujas, junto al Hospital de San Juan o en el canal Dijver.

CÓMO LLEGAR

Para realizar un paseo en barca, la mejor opción es dirigirse hasta el Hospital de San Juan, actual Museo Memling, o continuar hasta el canal Dijver donde encontraremos diferentes puntos de embarque.

Si lo que queremos es pasear caminando por el canal alrededor del centro histórico de Brujas, lo más sencillo es, si llegamos a Brujas desde su estación de trenes, seguiríamos las indicaciones que nos dirigen al casco antiguo para quedarnos por la zona de la torre Poertoren, antes de dirigirnos al Beguinario de Brujas, para continuar el curso del canal y disfrutar de un paisaje diferente al de la Brujas más turística.