Chocolate en Brujas

Cuando los españoles llevaron el cacao a Bélgica, ya en el siglo XVI, poco podían imaginar que lo que comenzaba entonces era una historia de devoción, de oficio y de pasión que llegaría hasta nuestros días.

El chocolate en Brujas va mucho mas allá de la idea que uno tenga del chocolate, de la idea que uno tenga de los bombones. Las chocolaterías no empiezan al traspasar sus puertas, empiezan en los escaparates, donde se cuidan los detalles, donde cada bombón ocupa el lugar preciso, cada tableta está en el sitio que le corresponde y todo parece estar colocado....si, todo parece estar colocado para la foto.

LA FAMA DEL CHOCOLATE DE BÉLGICA

El chocolate en Bélgica, y en Brujas, es más que un bendito placer. Se eleva a las más altas esferas, por poneros un ejemplo os diremos que en esta ciudad son 14 los restaurantes que crean en torno al chocolate. Tanto y tan bueno crean que entre todos suman 6 estrellas en la Guía Michelín y 9 menciones en la guía Gault-Millau.

LA ELABORACIÓN DEL CHOCOLATE EN BRUJAS

Son muchos los chocolateros que a día de hoy cuidan el oficio respetando las tradiciones aprendidas y elevando el trabajo a niveles más sofisticados e innovadores. Pero es que el chocolate en Bélgica es más que un oficio o una pasión, es un orgullo, y como tal se defiende. Es justo saber que ante las maneras industriales de elaborar el chocolate, los maestros chocolateros belgas, desde las trinchera de los artesanal, continúan utilizando, en su inmensa mayoría, la receta clásica del 100% manteca de cacao. Aquí los ingredientes usados son naturales, y la manteca de cacao no es sustituida por grasas vegetales, cuestiones ambas que diferencian su manera artesanal de trabajar de otras formas industriales. Y esto es así, aún y cuando una Directiva Europea del año 2000 permitió introducir hasta un 5% de grasa vegetal no procedente de la semilla del cacao. El chocolate, las chocolaterías, no son aquí una cuestión de Directivas, ni de modas, ni de modernas variables. El chocolate aquí, es una pasión, un oficio al que dedicar todos los sentidos. El chocolate se mima en las chocolaterías de Brujas como si de una joya se tratara y eso se traduce en nuestros paladares en bocados exquisitos, ya sea en sus más tradicionales formas o en las más modernas y, a veces, extravagantes composiciones. El único problema con el que nos vamos a encontrar es por cual decantarnos, que regalar a cada quien y cual dejar en las estanterías con gran dolor de corazón. Creednos, eso será un gran problema, pero elijamos lo que elijamos el resultado seguro será el mismo.....delicioso!

DONDE COMPRAR CHOCOLATE EN BRUJAS

Es la elaborada lista de chocolaterias que les presentamos a continuación encontrareis tiendas para todos los gustos y bolsillos:


  • THE CHOCOLATE LINE: Cabal locura la de su propietario, Dominique Persoone. Tal es la magia de este chocolatero que inventó una maquina para esnifar chocolate con ocasión del cumpleaños de Roonie Wood. No nos puede sorprender por tanto que su fama trascienda cualquier frontera. Este establecimiento es una de las tres tiendas de chocolate que aparecen en la Guía Michelín, pero este apunte sólo nos da una pequeña idea de lo que nos vamos a encontrar: Chocolates personalizados, las "Crispie" cookies, chocolates de cítricos, el llamado "Tequila" un bombón con dos o tres escamas de sal Maldox y un pequeño cuentagotas con tequila....Si hay límites a la creación, sin duda estos no llegaron aquí. Pero además en esta tienda podréis encontrar chocolate para dar masajes, pintura de chocolate para pintar el cuerpo...

    Está abierta lunes y domingo de 10.30 a 18.30 y de martes a sábado de 9.30 a 18.30.


  • PRALINNETTE: En los alrededores del Markt, en la calle Wollestraat, se ubica esta empresa familiar, donde se elaboran unos deliciosos bombones hechos de chocolate puro sin adicción de azúcar. Ahora mismo son más de 80 las variedades que pueblan sus vitrina, desde las trufas hasta composiciones más innovadoras como sus frutos de mar de chocolate. ¿Su especialidad?, unas deliciosas trufas enrolladas a mano envueltas en auténtico chocolate belga. También ofrecen la posibilidad de que veamos como se hacen todas estas dulces maravillas.

    Están abiertos de lunes a domingo, de 9.00 a 18.00. Además es accesible a personas de movilidad reducida y cochecitos de niños.


  • SUKERBUYC: Si empezó en el año 1977 con 25 kilos de chocolate artesanal, lo que a día de hoy se mueve en esta chocolatería son mas de 1.000 kilos de manjares. Los que seais unos auténticos apasionados del chocolate quedaréis encantados con sus cajas de chocolate comestible y rellenas. Chocolate envueltos en chocolate, si es posible una idea más dulce...... Los bombones se confeccionan en la tienda, evidentemente siguiendo una receta secreta y pueden ser degustados en la acera de enfrente en el salón de té De Proverie.

    El horario de la chocolatería es de 8.30 a 18.30, de lunes a domingo. Es accesible a personas de movilidad reducida y a cochecitos de niños.


  • SPEGELAERE CHOCOLATERIE: "El secreto mejor guardado de la ciudad de Brujas". Esto no lo decimos nosotros, así ni más ni menos definen los gastrónomos a esta chocolatería. Tiene la tradición más larga en la elaboración de bombones, y eso ya es decir mucho en una ciudad como Brujas. Sus famosos racimos de uvas de chocolate rellenos con mazapán o praliné son su mejor aval, de hecho no suelen faltar en las celebraciones de los habitantes de la ciudad. También son famosos sus Brugse Kasseien (adoquines de Brujas).

    Abren de lunes a domingo de 8.30 a 12.00 y de 13.30 a 18.30. Es accesible a pesonas de movilidad reducida y a cochecitos de niños.


  • SWEERTVAEGHER: La historia aquí comienza en la ciudad de Ypres y de ahí se dirige a Brujas. Y es en Brujas donde se consolida esta chocolatería en la que cada poco tiempo nos sorprenden con nuevas variedades. Eso sí, al mas puro estilo artesano, siguen conservando recetas de décadas, así sus trufas de mantequilla aún se elabora exactamente igual a como se hacían en los años 70. Como decimos se encuentran muchas variedades, lo que no encontrareis será chocolate blanco, pues no lo consideran auténtico chocolate. Si bien no es especialmente innovadora,al estilo de otras chocolaterías de la ciudad, la calidad de su trabajo la ha hacho merecedora de la fama que a día de hoy la acompaña.

    Tienen fama sus bombones de 5 gr. réplicas de sus hermanos mayores.

    La chocolatería está cerrada los lunes y los domingos y abre de martes a sábado de 10.00 a 12.00 y de 12.30 a 18.00. Es fácil el acceso para cochecitos de niños.


  • DUMON CHOCOLATERIE: Tanto en esta chocolatería, como en su filial (situada en la calle Eiermarkt) podremos encontrar deliciosos bombones tradicionales, bombones con pomelo, con limoncello; más de 60 barras de chocolate, con frutos secos, con frutas, con especias....además redondeando las delicias podremos disfrutar de su leche con chocolate preparada con chocolate puro. Como sello exclusivo en esta chocolatería está su chocodip una barra de chocolate para añadir a la leche con diversos sabores como el llamado "Cisne de Brujas" o con lavanda.... Todo ello resultado de 20 años de rigor, dedicación y pasión por el chocolate.

    Está abierta de lunes a domingo de 10.00 a 18.30


  • GUILLAUME CHOCOLATERIE: Las primeras vueltas de esta chocolatería se dan en la chocolatería Vinerande, donde ayudaba y se preparaba para el oficio un joven llamado Guy Bastenier y donde vendía y preparaba los escaparates una joven llamanda Linda Willems. Ambos se conocen y en su plan de vida comienzan a surgir planes e ideas para el chocolate. ¿El resultado? una chocolatería en la que sus bombones, sus trufas y sus flores de chocolate se hacen con el mismo cariño y las mismas ganas que en sus inicios.

  • ROOSE CHOCOLATERIE: Si algo llama aquí la atención son sus tabletas de chocolate, todas ellas originales, espolvoreadas generosamente de papaya, de jenjibre, de fresas.....de lacasitos!!!!. Si sois auténticos amantes del chocolate, vuestros deseos se verán concedidos con sus maravillosas tabletas de medio kilo, si, si, medio kilo!!!, si sois, o quéreis, o debéis ser más moderados, las tabletas de 100 gramos os serán también suficientemente deliciosas. Junto a estas tabletas, también se puede degustar su nougat casero. El nougat que os contamos, también conocido como guianduja, es una pasta de frutos secos y de chocolate. Así visto esto es lo más parecido a un paraíso de lo dulce, ¿no os parece?, pues esta aquí, en Brujas!

    Están abiertos de lunes a sábado de 10.00 a 18.00 y los domingos de 10.30 a 18.00.


  • DEPLA CHOCOLATERIE: Pol Depla, hijo del fundador de la chocolatería Depla en 1958 y actual dueño de la misma, está adquiriendo mucha fama (toda ella merecida) realizando inventivos diseños con el chocolate como por ejemplo un conjunto completo de herramientas. Con estas nuevas ideas, conviven en esta chocolatería trufas, Manons blancos y bombones de flores que sobradamente saben como atraer.

  • THE OLD CHOCOLATE HOUSE: Quienes seáis apasionados del dulce, encontraréis en esta chocolatería, además de chocolates por supuesto, una gama de galletas artesanales y pan de especias y unos bombones que unen estas dos especialidades, mazapanes, trufas y su leche con chocolate. No dejéis de probarla si tenéis la ocasión porque es famosa en el mundo entero, se puede tomar allí o la podéis llevar mientras continuáis disfrutando de la ciudad. Todo un éxito!

    Está abierta de lunes a domingos de 10.00 a 18.00


  • BbyB: Al frente de la línea de chocolates BbyB su creador, el chef Bart Desmidt, y de la mano de este chef vuelve y recupera su sitio el famoso Babelutte, un caramelo de mantequilla originario de Furnes. Desmidt eleva este producto regional a un nivel más alto, sin duda.

    Está abierta de martes a viernes de 10 a 12 y de 13 a 18 y los sábados de 10-18


  • PIERRE MARCOLINI: Los bombones de Pierre Marcolini, los "templos" que levanta están presentes en Brujas, en Bégica y en el mundo entero. No es un concepto de chocolatería, ni tradicional ni moderna, son joyerías, no os asustéis si tenéis la sensación de estar confundiendo unas con otras....es normal. Aquí los cacaos lucen en diseños sencillos, eficaces, pero pese a todo el lujo, lo verdaderamente sorprendente comienza al meter uno de estos bombones en la boca. Pierre Marcolini hace magia en el incansable camino de los sabores: amargo, ácido, dulce, picantes....Sus Essentials han ganado la copa mundial de pastelería y sus macarons crean adictos irrecuperables y reincidentes. Pero todo esto son palabras, entrad, dejad que vuestros sentidos hagan el resto......

    Está abierto de Lunes a Domingo de 10 a 19.


  • GODIVA: Hablar de chocolates sin mencionar Godiva, es como hablar de bandas de rock sin mencionar a los Rolling Stones o pensar en una Navidad sin villancicos: inconcebible. Y es que, si bien esta marca se asienta en la leyenda de Lady Godiva, lo que ofrece esta marca no es tanto la historia de esta decidida mujer, si no más bien un chocolate de leyenda. En Brujas podemos encontrarlo en la calle Steenstraat, en plena Plaza Mayor. Godiva es una marca de personalidad, sin duda. En sus mostradores encontraréis una gran variedad de bombones y no dejéis de admirar su oferta en las fechas señaladas y en las diversas temporadas: ¿qué llega la primavera? en las vitrinas de Godiva florecerán bombones con olor a rosa, ¿Halloween? el truco son bombones rellenos de crema de calabaza, aquí no hay trato: hay que probarlos!....Sus cajas de bombones serán un regalo con triunfo asegurado. Sus tabletas de chocolate son otro dulce mundo que explorar: tabletas de chocolate con leche y fresas, chocolate 85 % negro Santo Domingo, chocolate blanco con vainilla... Si suena bien sobre papel, imaginad cuando lo probéis!!!!

Bon Apetit!!!!

Buendía Tours | Visitas Guiadas en Alemania, Bélgica, Francia, Holanda e Italia.

Aviso legal y Protección de datos

Diseño de páginas web: www.rpimagen.com

¡Atención! Este sitio usa cookies.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto